Publicado en críticas, Libros, Reseñas, Reseñas de Libros

Just Listen – Sarah Dessen

Vivir en una casa de cristal te expone a los demás. Pueden verte, incluso juzgarte. Pero la imagen que ven no tiene porqué corresponderse con la real.

 

Annabel Green es modelo, está acostumbrada a las miradas de los demás, a las fotografías, a despertar interés, pero algo cambia antes de la llegada del verano y, después de pasar las vacaciones sola, al enfrentarse al instituto, se encuentra con un panorama incluso peor, teniendo que soportar los insultos de su antigua mejor amiga.

A medida que avanza el libro se van descubriendo detalles de la vida de Annabel y, a través de sus recuerdos, tenemos la oportunidad de conocer cómo ha llegado a ser quién es y la evolución que sigoue habiendo en ella con la llegada del nuevo curso.

Cuando piensa que peor no le puede ir, llega un bálsamo de paz a su vida. Bueno, paz. Owen Armstrong no es la clase de chico cuya foto aparecería en el diccionario junto a la definición de paz, ni siquiera de tranquilidad. En cambio, sí de peligro. De hecho, una de las pocas veces que lo vio, fue cuando le atizó un puñetazo en el aparcamiento del instituto a alguien que empezaba a molestarle. Corren rumores de que ha estado en la cárcel, es problemático, una mala influencia y, sobretodo, un misterio. A nadie se le ocurre acercarse a él. Pero con la primera conversación se da cuenta de que no es como se esperaba, y el misterio aumenta.

Owen es completamente sincero, y, gracias a él, es consciente de todas esas mentiras piadosas que ella ha estado diciendo desde antes del inicio del verano. Se esfuerza por ser sincera, se sumerge en un mundo lleno de sonidos que Owen le muestra y se aparta de la soledad en que estaba confinada, volviendo a sentir algo que no fuera terrible y demoledor. Se descubre siendo amiga de quién nunca se hubiera imaginado, tan distintos el uno del otro.

Owen le enseñará una nueva manera de ver el mundo y Annabel se descubrirá queriendo ser como la ve Owen, no como la imagen que captan las cámaras de los fotógrafos. Esa ya no es ella.

Opinión personal:

A través de las palabras de Annabel, conocemos su historia, vemos lo que pasó, lo que ha vivido. Éste libro es tierno, sensible, a la vez que conmovedor, desgarrador y demoledor.

No es únicamente una historia de amor, sino de la verdad, de lo absoluto, de matices, de las apariencias que difieren de lo realidad, de superación…

Lo que más me ha gustado:

La relación entre Owen y Annabel. Me parece sencilla, siento que se complementan el uno al otro. Sus conversaciones, el enfoque que le da el libro, no es empalagoso, en plan: Chico. Chica. Aquí va a haber rollo. En absoluto. Su relación fluye conjuntamente como un río (vale, es un ejemplo muy raro, leed el libro para intentar entenderme ^-^’). Me gusta el carácter de cada uno y cómo éste influye en el otro.

En los últimos tiempos parece que todo el mundo hable de su pareja literaria favorita, yo nunca he sentido algo así. Forzándome, pensé que mis favoritos serían Katniss Everdeen y Peeta Mellark, de mi trilogía favorita (Los Juegos del Hambre), pero hasta éste libro nunca había sentido lo que con estos personajes, no sabría muy bien cómo describirlo, pero es especial.

Algo más que añadir:

La verdad es que Owen me ha recordado mucho a mi amiga Triana, tan sincera ella. Ella fue quien me pretó, recomendó y volvió a recomendar el libro, así que una vez lo tuve en las manos leí la sinopsis delante de ella y enseguida caí en una frase: “Owen… tiene por norma decir la verdad”. Vamos, Triana. Con Owen, al igual que con ella, no existen las medias verdades. Es algo que hizo que ya le cogiera simpatía al personaje, supongo. Al mismo tiempo, no pude evitar darme cuenta de que, si mi amiga se parecía a Owen, yo me sentía más afín a Annabel, para ella las mentiras piadosas (yo las llamo naturales) no cuentan como mentiras, y, al igual que Annabel con Owen, yo no me di cuenta hasta que conocí a Triana xD Es muy frustrante, ¡cuánta sinceridad! Pero no es lo único por lo que simpatizo más con Annabel, claro. Para ella no resulta tan fácil expresar lo que siente, ser sincera con sus sentimientos, incluso en las cosas más sencillas como el: Estoy bien, cuando en realidad no soporta sostener su sonrisa, o en cosas todavía más sencillas. Creo que veo el mundo un poco como lo ve Annabel. En serio, me ha sorprendido, porque nunca había empatizado tanto con un personaje, no a ese nivel. Es decir, me imagino lo que les pasa, los entiendo… pero nunca me había identificado con ellos, como mucho veía algunas semejanzas. Éste es el primer libro que lo ha conseguido.

Puntuación: lápiz 1lápiz 1lápiz 1lápiz 1lápiz 1

 Just Listen, publicado por ediciones Maeva.

Escritora Sin Cabeza vs Patricia N.P.
Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s