Publicado en año nuevo, Cabecita de Patty, Días, Días internacionales, Días malos, experiencias, Mis Pensamientos, Pensamientos, Reflexiones

¡Empezando el año con buena letra!

Sí, ya sé que hace bastante que no escribo en el blog, ¡desde el año pasado! =O

¡Así que esta es mi primera entrada en el 2015!

Y… bueno… Supongo que hay muchas cosas de las que hablar, porqué he desaparecido tanto tiempo, las típicas palabras de despedida del año deberían haber llegado antes, rememorando los buenos momentos que siempre en teoría deben superar los malos o hacer que valga la pena pasar por ellos, debería haberle dado la bienvenida también antes a este año… En fin, estamos a día 7 y aquí me tenéis. Yo y sólo yo. No estoy muy segura de querer hacer un análisis del año como hacen muchos, pero a la vez, mientras escribo esto, pasan imágenes y pensamientos por mi mente que supongo no estaría demás compartir, así que en fin, supongo que, después de todo, algo de eso voy a hacerlo, intentaré ser breve (un habitual imposible, tratándose de mí):

 

Mmm… No me gusta hablar de los malos momentos, son una… pifiada, así que creo que me saltaré la parte en la que cuento con más o menos detalles a lo que me he enfrentado este año que se nos ha ido (no es que haya muerto, no exactamente… vivirá en nuestros corazones… o en el de quienes tengan mejor memoria que la mía), y simplemente diré que sí, que el balance entre momentos felices y tristes a veces no mantiene el equilibrio deseado, pero en fin, entre las horas que se pasan durmiendo, comiendo, volviendo a dormir, estudiando y esas cosas, al menos nos quitan posibilidades de pasarlo mal… y pasarlo bien… en teoría. Estoy divagando, ya he comentado antes que no quería hacer esto, pero he acabado haciéndolo.

Voy al repaso de lo poquísimo que recuerdo y cabe destacar de este año:

  1. ¡He terminado de escribir mi primer libro! /Aún no lo he corregido, pero era una de las metas que me propuse para ese año, ¡bien por mí! Si no hubiese sido tan perezosa podría haber acabado otro libro, pero en fin, lo haré este año.
  2. He decidido tener una mejor amiga. Soy rara, ¿vale? Pese a los años que han pasado, aún le reservaba el puesto a mi primera mejor amiga, y como fue especial, no quería tener ninguna otra, se aceptaban amigas favoritas, pero no más (a no ser mi prima Noelia, pero es otra cosa), en parte también porque siempre me ha dado cosa, ¿qué piensan mis otras amigas por no ser mis mejores amigas ellas también? Es como un lugar muy especial en el corazón de cada uno, o al menos así lo considero yo. Pero este último año 2014 no he podido evitar que Triana se convirtiera en mi hermana y mejor amiga.
  3. He aprendido algo más sobre la lealtad, que, por mucho que se quiera ser fiel a un ideal, un deber o una persona, no basta sólo con quererlo, sino que tiene que existir algo a lo que realmente poder ser fiel, algo que lo merezca,  y que, de una manera u otra, te corresponda.
  4. He aprendido bastante sobre relaciones, las distintas amistades que existen.
  5. He aprendido a empezar a seguir mis propios consejos, esos que siempre doy por el bien de los demás pero que nunca me molesté en seguir.
  6. Mmm… He cambiado, ¡tantísimo este último año! Hay quien dice que las personas no cambian, yo, en cambio, pienso que estamos en constante cambio, o con esa posibilidad, dependiendo de las experiencias que vivamos, o las personas con las que nos relacionemos. En este aspecto, gracias a mi mejor amiga he cambiado bastantes de mis rarezas, ya no me pongo tan nerviosa por todo. Ella consigue que todo, o casi todo, parezca natural, porque para ella es normal.
    1. Lo que no quita que también he tenido malos cambios, creo que, en algunos aspectos, me he relajado, ya no me desvivo por mis amigos o por las demás personas como hacía antes, y eso para mí no está bien. He descubierto que puede que no a todos les gusten mis detalles, o que esté tan pendientes de ellos para que estén bien, pero me he ido de un extremo hasta casi el otro,  al menos eso me parece… He cambiado mucho, definitivamente, ya no trato a las personas como si fueran a romperse, y creo que incluso me he vuelto un poco más borde… Pero eso, como todo, depende de las circunstancias y las personas. También he aprendido a divertirme más, a coger confianza con las personas, o un poco, y eso es genial =)

 

En resumidas cuentas, podría decirse que este ha sido un buen año, por unas partes he evolucionado, crecido como persona, por otras, he retrocedido algunos pasos, cambiado en algunas cosas sin darme cuenta, otras por decisión propia… Un año muy curioso, desde luego.

Bueno, descabezados, eso es todo por hoy, en la próxima entrada espero llegar con algo que os estaba preparando… pero si soy sincera ya no recuerdo que era, porque me puse a escribir esta entrada (debí anotármelo antes) ^.^’

 

Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s