Publicado en Libros, Reseñas, Reseñas de Libros

Corazón de mariposa – Andrea Tomé

¿Qué te viene a la cabeza cuando te mencionan las palabras corazón de mariposa?

El corazón de las mariposas, situado en el abdomen, está formado por un vaso dividido en una serie de cámaras que comunican con el resto del cuerpo mediante unas aberturas a través de las cuales penetra la sangre. Esta sangre -de diversos colores- es empujada a la aorta, y de allí a todo el cuerpo, debido a la contracción de los músculos del corazón. Es un órgano muy, muy pequeño, casi imperceptible entre la confusión de órganos nerviosos y digestivos. El sistema circulatorio de las mariposas, al contrario que el nuestro, es independiente del respiratorio. El oxígeno es directamente transportado a los órganos sin a ayuda de la sangre.

…No conseguía entender por qué una criatura tan orgullosa, tan majestuosa como la mariposa,no tenía un corazón de verdad, como el nuestro, sino un tubo alargado en la parte superior de su cuerpo. Me parecía injusto que, siendo tan bellas por fueras, estuviesen tan vacías por dentro.

 

El corazón de nuestra protagonista, Victoria, vive encarcelado en una prisión de la que es imposible escapar, su propio cuerpo. Victoria es bulímica, anoréxica, y además una incomprendida porque, ¿quién entiende realmente lo que es sufrir una enfermedad que hace que te obsesiones con las calorías? La comida sabe bien, pero la odias, destroza tu cuerpo, hace que en vez de una talla 32 lleves una 34, y, sin darte cuenta, los kilos siguen subiendo. Pero no para Victoria, ella puede con todo ello, es muy minuciosa con lo que se lleva a la boca y con lo que finge comer. Pero su hermana siempre está ahí, ojalá Blanca la entendiera, pero a ella no le importa verse enorme con su talla 38, ¿cómo la va a entender? Tiene novio, una relación liberal… ella es feliz. Pero la vida de Victoria no ha sido tan sencilla. A ella le iba bien, era popular, con un cuerpo de envidia, hasta que a alguien se le ocurrió decir que estaba demasiado delgada y todo se fue a pique. A partir de ahí las madres dejaron de comparar a sus hijas con ella, tan perfecta, desde entonces todo eran miradas de lástima, ¿para qué sirven miradas de lástima? No me mires como si me conocieras, aparta tu mirada y métete en tus asuntos.

Y es cierto, si todos la dejaran en paz, ella sería feliz. Así es como lo ve ella. En cambio, todos se vieron llegar el accidente, por su historial médico, porque Marcos la acababa de dejar para irse a estudiar lejos… Tarde o temprano iba a pasar algo así. Pero pensar siempre r que una persona puede hacer no la ayuda en absoluto.

Victoria se cortó las venas, sí, ¿pero por qué nadie entiende que no se quería suicidar? No quería ir tan lejos, ella sólo… necesitaba cortarse, ¿vale? Era demasiado para ella, demasiado que soportar, ella sólo quería… ¿Pero para qué? Probablemente a ti tampoco te importe y seas como todos esos. Sí, como esas personas que te miran por encima del hombro y que creen saberlo todo sin conocer en realidad a nadie. ¿Te sientes orgullos@ de quién eres? Pues muy bien, pero no todos tenemos esa suerte, así que sencillamente vete a existir a otra parte.

Pero… si te interesa un poco la historia de Victoria… quédate, porque, según dice la repetitiva historia, a veces las cosas no son lo que parecen.

Ella se sentía muy mal, encontró una navaja en el servicio de ese bar, ¿cómo se llamaba? Dragón felicidad, dragón feroz, dragón felpudo…, dejémoslo en dragón fe, asecas. Tuvo la suerte de que aquel chico, Kenji, la encontró. Naturalmente la llevó al hospital e, inevitablemente, con su historial, a una cárcel de anoréxicas, bulímicas, adolescentes que literalmente se están muriendo por estar en los huesos. Un lugar donde creen que metiéndoles toda la comida que puedan por un embudo hasta verlas lo suficientemente regordetas para navidad es lo que necesitan. Cuando sale, claro, su hermana, que es con la que vive, la vigila constantemente, y Victoria hábilmente consigue mantenerse en forma. Cuando empieza a hablar con Kenji, algo cambia, no es la única con cicatrices, no puede seguir centrándose sólo en sus problemas porque, cuando empiezas a sentirte unido a otra persona, dejas de ser sólo tú.

Opinión personal:

Hay quien describe esta historia como una historia de amor inigualable. Yo no lo veo así, para mí es una historia sobre una enfermedad, sobre la realidad de la vida, lo que les sucede a las personas. Tanto la anorexia como la bulimia, en mi opinión, son enfermedades que se sabe que existen, no como otras, pero no creo que se comprendan realmente. Veo este libro como un acercamiento a otras personas con dificultades distintas a las que podamos tener los demás, y que, como cada cual con sus problemas, no se sinceran con cualquiera. Con este libro he aprendido algo más, he conocido, me he metido en la mente de alguien más. Pero con esto no quiero decir que me haya encantado, ni mucho menos, lo cierto es que me ha costado bastante de leer, y eso que no es como el Don Quijote, precisamente (¿por qué nos suele dar por poner de ejemplo éste libro? Claro que, si no fuera éste, por mi parte sería o El Código Da Vinci o Los Miserables…).

Lo que más me ha gustado:

La manera de narrar de la autora. Tiene su propio estilo, y sólo por eso cualquiera debería leer éste libro. De verdad, hacía bastante que no leía una narración como esa, se echaba en falta, porque es genial.

 

Lo que menos me ha gustado:

Todo… nada… Sencillamente creo que no era mi libro. No he conseguido empatizar con los personajes, es decir, con su personalidad, no por los problemas que tengan, sino por su manera de ser. La historia gira entorno a la protagonista, y ella se centra en sí misma, por lo que no se puede conocer más profundamente a otros personajes de lo que ella desee, y ella se centra demasiado en sus problemas. No es que sea egoísta, sino que, al estar en el fondo de un pozo, es difícil ver la luz allá arriba y lo que te estará esperando fuera. Al menos eso es lo que pienso.

 

Le doy 2 de 5 lápices: lápiz 1lápiz 1

 

¡Hasta la próxima reseña descabezados! =D

Escritora Sin Cabeza

Patricia N.P.

Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s