Publicado en Cabecita de Patty, Escribir, Escritora Sin Cabeza en Facebook, Pensamientos, Quien soy y lo que pienso, Sobre mí

El trabajo de mi vida

La idea de esta entrada lleva semanas bullendo en mi cabeza, pero es hoy, cuando anoche llegué a superar los 100 Me Gusta en Facebook, cuando la termino (sólo tenía el principio) y la comparto con vosotros, mis descabezados.

El trabajo de mi vida o lo que, en este caso viene a ser lo mismo, mi vida por mi trabajo, es el tema que os traigo hoy descabezados.

Hace unos días… o más bien, ya semanas, entre escribir la adaptación de un relato propio a cortometraje y que estoy co-guionizando un mediometraje a 4 manos (de ahí lo de CO-guionizar) le acabé comentando a mi madre el recurrente tema de “los escritores y guionistas están mal pagados”, por lo menos en España. Su respuesta ha sido: Pues elige otro trabajo. O cambia de trabajo, algo así, no vayamos a ponernos quisquillosos con mi memoria ahora que por algo soy la Escritora SIN CABEZA. Mi respuesta automática ha sido: NO.

Es decir, no me veo capaz. Me explico, evidentemente, mientras los proyectos de escritura salen adelante, trabajar de otra cosa es normal. Lo que no podría hacer es NO ESCRIBIR. Es decir, quiero vivir de la escritura (algo muuuuy pero que muuuuy difícil en los tiempos que corren), y no me imagino decidiendo trabajar toda mi vida eligiendo otro trabajo sólo porque paguen mejor y renunciar a mis sueños.

Una persona no elige su profesión, la profesión te elige. Ese sentimiento nace en ti, y no lo puedes desechar tan fácilmente. En mi caso, al menos, así es como ocurrió.

El trabajo no se elige, se vive.

De niña, evidentemente, he pasado por esas etapas en las que quieres ser, ¡un trillón de cosas! Quise ser poetisa, pintora, abogada, psicóloga, lo reconozco, actriz, y fotógrafa. Me parece que por ese orden. De hecho, en mi introducción a la adolescencia, no entendía por qué no se podían hacer varias carreras xD.

Algunos ya sabréis la historia, pero como me encanta repetirla (aunque también me cansa un poco, también lo admito), la vuelvo a contar. TOOOODO EMPEZÓ CON CREPÚSCULO. Fuerte, ¿verdad? El caso es que yo no era muy lectora por ese tiempo, pero mi hermana prácticamente me obligó a acompañarla a ella y a mi madre a ver la película. Yo no quería, porque sólo había visto un fragmento por el rabillo del ojo, como quien dice, del trailer. Justo la escena de lucha entre Edward y James, y me llevé un impresión equivocada de la película. Pero ya he dicho que me obligaron, así que fui a verla. Estaba TAN emocionada cuando salí del cine. Mi hermana, por supuesto, como suele acostumbrar, hacía una eternidad que se había leído los libros (tiene muy buen tino con los libros que al final se adaptan a película) y mi madre y yo nos pasamos todo el trayecto de vuelta haciéndole preguntas y preguntas. (Recuerdo que era de noche, la luz de las faroles he incluso un trozo del camino por el que fuimos parloteando ^-^)

Por mi cumpleaños, mi abuela me regalo dinero, ¿y qué hice yo? Comprarme el libro de bolsillo con la portada de la película. Lo devoré, igual que devoré los siguientes. Con las últimas páginas de Amanecer, yo leía con parsimonia, no queriendo terminar la historia y los personajes a los que había acompañado y que ahora eran mis amigos. Recuerdo exactamente la habitación en la que estaba, que en ese momento tenía la cama de matrimonio, era por la mañana. Cerré el libro y fui a la habitación de al lado. Mi hermana y mi madre estaban haciendo otras cosas, y afirmé que quería ser escritora. No podía leer otros libros, no me sentía capaz, y tampoco podía releerlos porque no sería lo mismo, así que escribiría mis propias historias. Mi hermana, de hecho, estaba viendo videos de la serie La Leyenda del Buscador, una adaptación de los libros La Espada de la Verdad, y que por ese tiempo me encantaba (y por supuesto, más tarde empecé a leer, pero me quedé por el cuarto, algún día empezaré el quinto, ya lo veréis), y la actriz que interpretaba a Kahlan Amnell, la madre confesora (aunque en la serie lo es después) y unos ciertos detalles de su personaje, fueron la inspiración para el primer personaje de mi primera historia. La llamé Bridget Brown Montenegro (la actriz es BRIDGET Regan) y, a día de hoy, sigo teniendo muchísimo cariño a todos esos personajes que creé y que formaron una saga aún inconclusa.

Ya veis, en cuanto lo decidí y así lo dije, me puse a pensar y pensar y empecé a escribir. Mi primera lectora fue mi profesora de Castellano, a la que, no importa el tiempo que pase, le dedicaré ese primer libro, Ana Escrig.

Y cuando descubrí que Stephenie Meyer, la autora de la saga Crepúsculo, era mormona, ya ni os cuento mi reacción. Me quedé enamorada. Nunca me había dado hasta entonces pensar en los trabajos de los mormones, como si fuera una cosa aparte xP, pero en ese tiempo no pensaba mucho en esas cosas, descubrir que era tan famosa, como escritora, y mormona, y que yo la tenía por ejemplo fue un gran momento.

¿Y adónde quiero ir con todo esto? Que, cuando encuentras tu pasión, cuando sabes a lo que te quieres dedicar el resto de tu vida, es una conexión muy fuerte, como si todas las estrellas se alinearan y tú lo sintieses en tu interior, que no puedes desestimar por ser poco conveniente o por motivos de la razón. No, yo no podría simplemente vivir sin escribir nunca, lo necesito, y es lo que quiero.

Os invito a perseguir vuestros sueños,

hasta hacerlos realidad.

Escritora Sin Cabeza

Patricia N.P.

Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

2 comentarios sobre “El trabajo de mi vida

    1. ¡Hola! Un placer ver una lectora más, ¡y que se atreve a comentar en el blog! Eso es estupendo 😉
      Sí, hay que seguir escribiendo, muchas gracias por tus palabras =)
      Como yo digo, se pueden vivir infinitas vidas si lees y/o escribes, pero sólo una si no lo haces.

      Un fuerte abrazo a una descabezada más,
      Escritora Sin Cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s