Publicado en Críticas de cine, Peliculas, Reseñas

Cómo entrenar a tu dragón

Para quienes me conozcáis un poco, es bien sabido que ME ENCANTA (sí, con mayúsculas) Cómo entrenar a tu dragón, que, junto con la dos, son de esas películas que no me canso de ver. Pero, para quienes no tengáis ese tipo de detalles de mí y no sepáis que me cambian los ojos cuando veo una camiseta o peluche de Desdentao, os cuento de qué trata la película, para que me entendáis.

Ojo, reseña con SPOILERS

En Isla Mema hay Vikingos, grandes y rudos vikingos. No es que sean famosos por su transigencia y comprensión, ¿pero quién les culpa cuando tienen que sobrevivir a los continuos combates de los dragones? Son mortíferos y muy peligrosos, pero si hay algo que los vikingos no son, es cobardes, así que no dudan en combatirlos, en cada oportunidad que tienen, incluso buscan su nido, y es que no sólo es que haya miles de los suyos, sino que los hay de muchos tipos: pesadilla mostruosa, rompehuesos, gronckle…

Sólo hay uno que nunca, nadie, ha visto: el furia nocturna. El único en el que, el gran libro de dragones, aconseja huir en vez de matar a primera vista. Y ahí es cuando entra Hipo, el hijo del jefe de la aldea. Es… lo menos parecido a un vikingo que pueda existir. Es pequeño, delgado y bastante torpe, pese a todo, se esfuerza muchísimo por ser como los demás intentando cazar dragones, lo que pasa es que… bueno, siempre que sale, ocurre una catástrofe, y no provocada por dragones, precisamente. Una noche en la que están siendo atacados, Hipo sale sin dilación en busca de ese furia nocturna al ver el estallido de luz azul que tanto lo caracteriza, los demás, demasiado ocupados como para impedírselo, no llegan a verle subir a la montaña con uno de sus artefactos (porque es herrero, y mejor aún, inventor) donde se dispone a esperar atisbar el más mínimo detalle del dragón y derribarlo. ¿Lo más curioso de todo? Lo consigue. ¿Lo más predecible¿ Nadie le cree. Es Hipo.

Cuando los vikingos salen de nuevo en sus barcos, en busca del nido de los dragones, se presenta la gran oportunidad de nuestro personaje principal cuando su padre acepta que se forme como mata dragones con el resto de aprendices durante su ausencia. Pero a los demás no les hace gracia tenerlo en su equipo y les parece una broma. Astrid, la chica por la que Hipo suspira en los primeros minutos de película, le echa en cara que no se lo tome en serio, ¡es la guerra de sus padres! Y ahora les corresponde a ellos ocupar su lugar. Pero Hipo no está tan seguro. Buscó al dragón que derribó, y no fue capaz de acabar con él. Poco a poco, se acercó al que llamó Desdentao y no sólo aprendió muchísimas cosas de los dragones que le hicieron ocupar el primer lugar en los entrenamientos, sino que descubrió que todo  lo que pensaban de ellos era mentira.

El gran giro de la historia surge cuando, ya regresados los supervivientes de su fracasada búsqueda, Hipo es el elegido para matar a su primer dragón frente a toda la aldea, se descubre su relación con Desdentao y vive un momento muy crítico con su padre.  Es entonces cuando necesita la ayuda de sus compañeros, de quienes se ha ganado su respeto y admiración, para combatir un peligro mayor del que nunca imaginaron, ayudados por los dragones.

Opinión personal:

¿Qué puedo decir que no haya dicho ya? Ah, sí, no sólo me encanta la película, sino que Hipo y Astrid son mi OTP de dibujos animados.

Me gusta la evolución de los personajes y sus relaciones. Me gusta que Hipo pase de ser un enclenque a coger confianza y seguridad en sí mismo hasta ser capaz de defender aquello en lo que él cree. Me gusta que estén tan bien caracterizados, que sean tan humanos, con sus dudas, sus complejos, su dificultad para expresarse en ocasiones, su indignación, sus enfados y momentos tiernos.

Me encanta el guión y cómo han montado toda la película, han proyectado la historia a la perfección, pese a que no tenga que ver con los libros en los que se basa (y que no he leído de momento), la película es extraordinaria.

Un detalle que me gusta mucho, son las expresiones de Desdentao, ¡es muy expresivo!

 

 

Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

2 comentarios sobre “Cómo entrenar a tu dragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s