Publicado en Reseñas de Libros

Heima es hogar en islandés – Laia Soler

Llevaba horas allí sentada, observando cómo los viajeros se sentaban, esperaban su vuelo, se levantaban y se marchaban en la dirección que seguramente tenían planeada con meses de antelación. Yo en cambio allí estaba, con mi maleta y sin rumbo fijo, mirando cómo cambiaban los letreros de los paneles que anunciaban despegues y aterrizajes. Esperando una señal que me indicara adónde debía huir.

Cualquier sitio me habría servido, tan sólo necesitaba alejarme de mi casa y de todo el agobio que sentía por mis padres, por Javier… Sin embargo, cuando cogí el avión rumbo a Islandia sin siquiera avisar a mi mejor amiga Larisa, nunca hubiera creído lo que me esperaban aquellos días.

 

Cierro el libro, ¿y ahora qué? Citando a Laia es éste mismo libro que os reseño: “Teníamos que hablar de lo que íbamos a hacer, porque ya habíamos traspasado nuestra línea de meta, y si no sacábamos la brújula y elegíamos una dirección, jamás conseguiríamos avanzar”.

Voy a empezar hablando de la autora, Laia Soler. A sus 24 años y con tan sólo dos libros publicados, ha conseguido compartir con el mundo dos obras maravillosas. Y hablo muy en serio. Cuando terminé en su día de leer Los días que nos separanpensé que sería práctiamente imposible que se superara, para mí era un 10 del tamaño de la torre Eiffel. Me había encantado y parecido maravillosas cada una de sus páginas, así que, cuando me tocó leer éste libro, iba predispuesta a que me decepcionara. Me ha pasado un poco como a la protagonista, tras éste viaje, no salgo de mi asombro, apenas puedo creérmelo. Todos esos: Me voy a aburrir, me voy a morir del aburrimiento. Esto es la historia de un viaje, no me gustan los viajes. Y transcurre en el quinto pino, seguro que empatía 0… Todas mis quejas, se fueron quedando atrás, mientras poco a poco, degustaba las sorpresas del libro. Los personajes, con los que sí empatizaba, reconociendo a amigas o a mí misma en ellos, con una historia que creí corriente pero que resultó no serlo en absoluto. ¿Magia? Esperad un poco, sed pacientes y descubriréis que, aunque al principio imperceptible, impregna cada una de éstas páginas. Y es que, a medida que leía, estaba cada vez más convencida de que esta historia era más que adaptable a película de cine. Y soy de las que opinan que no todos los libros necesitan película, de la misma manera que no de todas las películas tiene que haber libro. Pero leedlo, leedlo y decidme si, a medida que lo hacéis, no os imagináis cómo sería verlo en la gran pantalla. La industria del cine está pasando desapercibida una gran joyita. Pero es sólo lo que Laia consigue, ¿qué más sorpresas nos deparan con ésta joven autora? Ni idea, pero pienso seguir leyendo sus libros, y no quiero meter presión, pero una vez más, ha puesto el listón muy alto. Y yo me pregunto, ¿si empiezas ya con grandes obras, cómo vas a sorprender a los lectores, Laia, si ya has demostrado que tienes un increíble potencial?

Y ahora, que ya toca, y aunque he dicho mucho sin decir nada, una breve reseña.

Laura tiene 19 años, acromatopsia y un gran interrogante por delante. ¿Qué iba a hacer en Islandia? Se había ido allí para distanciarse de todos los problemas de su casa, y se temía que, más que otra cosa, se aburriría como una ostra. Todo cambió cuando, aún escéptica, se unió al viaje de ese desconocido con sonrisa de plástico llamado Orri, y a su amigo… dejémoslo en John.

Puede que viera el mundo en blanco y gris, pero Islandia demostraba tener grandes maravillas que mostrar. Puede que Orri fuera un ligón pretencioso, puede que John muy callado, reservado y que tal vez la odiara, pero también puede, y sólo puede, que las apariencias engañaran y encontrara en ellos dos auténticos amigos que sería incapaz de olvidar. Puede que hubiera encontrado su heima.

Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s