Publicado en Uncategorized

Al final de la calle 118 – Clara Cortés

Algunos recuerdan los mejores momentos de su infancia, cómo son columpiados por sus padres, cómo subían a caballito sobre la espalda o cuello de su padre o la nana que su madre les cantaba a la hora de dormir. Otros recuerdan el momento exacto en que su vida tomó un giro irreversible y brusco, como si fuera capaz de caerse por un acantilado. Puede que recuerden unas maletas en la puerta de su casa, en un día como otro cualquiera y la incertidumbre de no entender lo que ocurría.

Visto desde la distancia y el tiempo, lo entiendo todo. Todo lo que ha ocurrido en los últimos años. Desde ese día en el que volví de clase arrastrando mi mochila con ruedas, pasando por la primera vez que me detuve  en la verja del orfanato, atraída por una música que no había escuchado antes. Sí la canción, es muy popular. Pero no allí. De día, todo son risas de niños, aunque sé que por la noche son gritos de angustia lo que se oye desde sus habitaciones. En ese momento brincaban como cabras alegres, sin prestar casi atención a ese chico cabizbajo que sacaba las notas a su guitarra, acariciando las cuerdas. Yo debía volver enseguida al motel, no porque tuviera mucho que hacer, en realidad, nada me impedía detenerme allí, pero era lo que siempre hacía, porque a estas horas mi hermana ya habría terminado con su último cliente. Pero él levantó la mirada y me pilló observándole. Y yo me enfadé por estar observándole.

Ahora sé que ese fue el segundo giro que cambió mi vida. Sería el tercero de no ser porque la decisión de mi hermana por ejercer la prostitución fue consecuencia del primero, por pura supervivencia, lo que lo invalida completamente.

Esa era la época en la que tanto deseaba alejarme de la calle 118, quería ir más allá del norte y no mirar atrás para no volver a ver las diferencias entre una calle y la de enfrente, a pesar de que mi hermana era lo único que tenía y jamás podría haberla dejado sola. Era la época en la que pensaba que las cosas nunca podrían cambiar, en la que vivía mi rutina y no se me ocurría añadir la palabra felicidad o alguna similar a mi vocabulario.

Opinión personal:

A medida que leía el libro no podía decidirme si el libro me gusta o no, e incluso después de terminarlo, con lágrimas en los ojos, seguía sin estar segura. Es un libro que te muestra una realidad cruda, pero real, nada de mundos de color de rosa, ni mariposas en el estómago ni chorradas de esas. No. Valeria, la protagonista que narra la historia, y Rachel, su hermana, han tenido que salir adelante como han podido, y eso las ha llevado a no morir lo mejor que han podido. ¿Por que no digo que viven lo mejor que pueden? Porque no es vida lo que tiene Raven, es la supervivencia de su hermana lo que la llevó a luchar como una guerrera haciendo cosas que nadie quiere terminar haciendo, sobreponiéndose al asco y, al final, perdiéndose así misma.

Al final de la calle 118 es el nuevo ganador de la editorial Neo, y, para quienes se atrevan a leerlo, una lección de vida.

Anuncios

Autor:

¡Me voy a poner a escribir! ... ¿Qué quería escribir? Ah, sí. Mi presentación y tal... Pues, me llamo Patricia y quiero ser escritora. En ese aspecto me considero una abeja literaria porque voy de historia en historia como una abeja vuela de flor en flor. Vamos, que siempre me ha costado mucho centrarme en un sólo proyecto. Sin embargo, por fin he conseguido terminar mi primer libro. Mientras espero que se enfríe lo suficiente como para corregirlo con imparcialidad continúo escribiendo; mis propios libros, y este blog. Poco a poco también voy a intentar estar más en mi canal de youtube la escritora sin cabeza, aunque es algo que sinceramente me cuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s