Publicado en Cómic futurista, Escribiendo un cómic, Escribo, Lo que escribo, Resumen de escritura, Todo queda entre escritores

Escribiendo un cómic futurista – parte 1

Hola a todos descabezados, ¡éste es mi primer resumen de escritura! Lo he estado retrasando muchísimo (y diciendo sólo muchísimo me quedo corta). No voy a empezar hablando del cómic de Adan Axon, con el que realmente empecé a escribir cómic y cuya labor fue simplemente adaptar una historia a un primer capítulo. No. Voy a hablar de una historia propia que se está convirtiendo en cómic.

El 30 de agosto fue cuando empecé a hablar con David, el ilustrador. En cuanto me dijo que quería una historia de héroes , y para colmo con un toque de humor, casi me dio un patatús. Estaba escribiendo el guión de dos capítulos de Adan Axon, tenía pendiente continuar y terminar un relato con mi propio héroe entrometido, que es también cómico… Escribir algo más sobre héroes era lo último que se me pasaba por la cabeza, y menos recurriendo a un estilo gracioso, porque era algo que me reservaba para mi propio relato (que en realidad también tiene que ser libro… o libros). Aún así, seguí hablando con él. Por ese tiempo, tal vez por el verano, tenía el cerebro exprimido y no quería tener que ponerme a pensar en otra idea, así que vale. Héroes. Él dijo que había pensado ambientarlo en un futuro próximo, destruido por la crisis, donde el protagonista sólo quiere sobrevivir pero se encuentra en situaciones donde termina siéndolo… Me gustó que ocurriera en el futuro, y ya me imaginaba el hogar del protagonista, pero, según iba pensando, tenía una historia diferente en mente. Y el protagonista, no era como él se lo imaginaba. David me presentó un hombre adulto, cuarentón, bajito y bastante regordete y estaba acompañado de un androide, pero en mi historia era joven, un adolescente de 13 años.

A partir de ahí fui creando pensando en una trama para la historia, el pasado del personaje, su lugar de origen, amplié el escenario en el que se desarrolla la historia, creando otros personajes…prueba esbozo 1

Hoy os presento a los personajes que le describí. Primero Adam y Emily. Se conocerán en el primer capítulo, y, aunque viven a sólo kilómetros de distancia, es como si fueran de mundos diferentes, ya que Adam vive en los suburbios, un lugar corrompido en el que la gente sobrevive a duras penas y donde él trabaja como ayudante de
herrero para cuidar y alimentar a su madre, quien se prostituye por un poco de droga. Emily, en cambio, separada por kilómetros de tierra yerma vive en la ciudad de la ciencia, siendo hija de el mayor científico de la ciudad, mantiene una vida acaudalada que, no obstante, la tiene bastante hastiada. Es por ello que, junto a sus amigas, acaba en los suburbios… Y no puedo decir más de momento, que me voy de la lengua.

robertEl 10 de septiembre me envió el primer dibujo, en el que le comenté que la chica tenía las piernas muy separadas de una manera que se me hacía algo antinatural, y el chico tenía el pelo muy liso, y la camisa la quería por fuera, así puesta queda como bolsa (pero eso ya sería ponerme muy tiquismiqui).amalia

Después me pasó al padre de ella, Robert, y a la madre de él, Amalia (ya sé que puesto así suena a película, pero no). Y a la primera captó la esencia de lo que le había pedido. Robert, con sus gafass, su barba, su bata… Y Amalia, con su aspecto escuálido y alargado, sus ojos grandes, sus ojeras y las marcas en los brazos.

Lo siguiente fue enviarme a la nueva Emily y al nuevo Adam, pero aunque con Emily ya no hizo falta hacer más, Adam no me convencía todavía, así que le pedí unos cambios más.

adamAntes y a la vez que se hacían estos dibujos (a partir del 4 de septiembre, más o menos), yo ya maquinaba la trama del capítulo uno y la iba
escenificando y le enviaba mis avances.adam 2

Más adelante ya os escribiré algo más y os enseñaré la primera página de prueba del cómic, ¡yo ya la tengo!

 

Publicado en Debates, Escribo, Escritores, Eventos, Lo que escribo, Mis proyectos, NaNoWriMo, Nuevas experiencias

NaNoWriMo 2014 3ª semana

¡Hola descabezados!

Esta semana ha sido mejor que la anterior. Rebobinando al lunes, cuando por fin empecé a aceptar el hecho de que llevaba retraso y estresarme no era la solución, ya que me bloqueaba todavía más y era todavía más frustrante tener que forzarme. Fue en ese momento que me relaje. Fue como, vale, ya llevo un gran retraso, ¿qué más da? Yo me apunté al #NaNoWriMo para escribir, ¿qué consigo o no las 50.000 palabras? Eso es lo de menos, lo que ya saco seguro es esa constancia diaria a la hora de escribir que tanto me faltaba y quería. A partir de ahí he estado escribiendo algo más que la semana pasada. A ver, sigo mirando el nº de palabras que escribo, no nos confundamos, pero no me obsesiono con ellas.

Lo que sí estoy notando esta semana es que eso de comer no lo llevo muy bien, porque me pongo ante la pantalla del portátil, o a dar vueltas por la casa, llegan las 19h de la tarde y me doy cuenta de que no he comido, sólo picado porquerías. OS RECOMIENDO QUE NO LO HAGÁIS.

Pero quiero hablaros de algo MUCHO más importante que he tenido la oportunidad de presenciar. La Pep talk con Begoña Oro en la biblioteca Cubit de Zaragoza. Tal vez no os lo haya comentado, pero en Zaragoza es la ciudad en España donde tienen lugar las charlas de diferentes escritores para los Wrimos que participan este año y que quieren o pueden ir al evento. En mi caso, tuve la oportunidad de ir este miércoles y decir, que no gritar, lo estupendo que fue. Llegué a la biblioteca, que es absolutamente preciosa, como a las 14:30h, y la primera persona a la que vi (lo siento, pero los bibliotecarios tras los ordenadores esta vez no contaran), ¡fue Begoña Oro! Y ella creo que tiene encendido su radar de escritora observadora de todo, porque levantó la mirada y justo me pilló mientras vacilaba entre acercarme a saludar o volar como una perdiz (yo tampoco entiendo la elección de la perdiz para este ejemplo, pero en fin). Y lo cierto es que pasé un rato estupendo con ella, lo único malo es que, recordándolo con objetividad, lo pasé tan-demasiado bien que no sé si ella lo disfrutó o simplemente aguantaba, como la mayoría de mis amigos y familiares, las ganas de estrangularme (prima Noelia, echo de menos tus abrazos estranguladores de cuello, que lo sepas). Es algo que me suele preocupar ^-^’ (Si no es la primera vez que lees el blog, te habrás dado cuenta). Hablamos muchísimo, bueno, yo más que ella (para que luego digan que los mayores son los que más hablan. Mentira cochina) y terminé contándole básicamente la historia entera de mi libro ^-^”. Le conté cómo escribía yo en el NaNoWriMo, escribiendo en el portátil por la tarde y pasándolo a libreta la mañana del día siguiente (algo que he dejado en estos tiempos de crisis en los que si me dedico a hacer eso me muero con -100.000 palabras, entiéndase), al enseñarle mi libreta vio el dibujo del protagonista, vio los rallajos de la protagonista xD (Ese fue uno de mis momentos favoritos).

Cuando llegó Jorge Gonzalvo empezó algo que a mí me gusta llamar: Los niños salen al patio a jugar (en realidad me lo acabo de inventar, pero me hace gracia y es perfecto para definir lo que pasó). Quien no entienda a lo que me refiero es porque nunca ha vivido uno de estos momentos y lo lamento mucho por esa persona, porque es algo genial. Jorge, muy simpático y guasón él, con pataditas por debajo de la mesa incluidas, sumado al encanto y gracia natural de una talentosa y muy curiosa Begoña Oro crea una combinación explosiva y digna de admirar.

Es en este momento cuando entran en el juego más Wrimos, como María, a la que conocí ese día y que me ha quitado a mi Dylan y lo ha convertido en camarero, (¡ay, ay! Mi Dylan,¡cómo me rio de ti! xD …Ah, no, que tenía que llorar o algo así). Ahora hablando en serio, menuda coincidencia la del nombre que creo esa disparatada idea del cameo xD Algún día… Va a ser muuuy interesante. ¿Y a quién se le ocurrió el nombre? A otra Patricia, como no. En este caso, ya la conocía de vista, por su canal BookTube como LittleRed (LittleRedRead, Little Red Reading. No, a ella no le gustan los nombres complicados) y de vista en la BLC. También apareció por allí Nerea (la podéis leer en la revista juvenil El Templo de las Mil Puertas, así, publicidad gratuita) que además de convencerme para que leyera Si decido quedarme (no se nota casi nada que le guste, nop, qué vap), ¡me regaló dos marcapáginas de la revista! *-* Conozco el Templo desde hace como 3 o puede que ya cuatro años, vete tú a saber, que mis despistes… ¿tal vez tres? Y desde que los vi por internet, que llevo queriendo unos. Y de repente ella me los da *-*. Comprenderéis que sea fan de Nerea y sus ocurrencias (pero como no es la única reportera del Templo debo mencionar a la estupenda Lucía, con la que también me he cruzado un par de veces y se ha convertido en una de mis favoritas, y al resto del equipo. Iba poner los nombres de los que he conocido, pero es lo que tiene la BLC, hace que el nº aumente y acabaría siendo raro). Ahora que lo pienso, ¿yo no vi a Nerea en la BLC…? ¡Sí! Para colmo me acuerdo porque casi me mato de camino de vuelta, porque me despedí de Lorena, con la que ya había hablado en otras ocasiones y de Marta, la adivina de sus canciones, pero me sentía muy nerviosa y torpe y no e despedí de ella >.<” Sí, ya me acuerdo demasiado bien… Para matarme. ¿Sabéis qué más os recomiendo? NO OS PONGÁIS NERVIOSOS, y mucho menos si, como yo que le dais muchas vueltas de cabeza a todo, porque en el momento en que metáis la pata, meses más tarde os perseguirá el recuerdo y querréis seguir matándoos.

Después de esta extraña sorpresa-recuerdo-estoy como una cabra, ¡continúo con la historia!

Voy a mencionar algunas cosillas que recuerdo y tengo por recuerdos favoritos.

  1. El momento El Mentalista con Jorge Gonzalvo xD, para una vez que hago un chiste bueno no entiende la referencia porque no ha visto la serie. Pero yo igualmente lo cuento, hala. Resulta que cuando apareció ya sabía, deduzco que a raíz deltuit que compartí en @Headless_Writer de donde venía y fue de las primeras cosas que dijo, como adivinándolo, entonces creo que Begoña dijo que a que no sabía mi nombre (xD) y él dijo que no, que el “mentalismo” sólo le llegaba para saber de dónde venía, no cómo me llamaba. Ahí fue cuando dije que por eso El Mentalista le quitó la serie. (Fue un buen chiste, ¿vale? Begoña dijo que sí, así que lo es -de nuevo no sé si lo dijo por ser buena o porque lo era =(, mejor no me deis vuestra opinión sobre esto xD)
  2. El momento en que hice una de esas gracias que no pretendían serlo. Yo siempre he dicho que cuando hago un chiste nadie se ríe, pero que cuando hablo en serio cunde la risa. En esta ocasión Jorge comentaba que los wrimos y las wrimas ingleses eran feos. Patricia dijo que conocía algunos booktubers que participaban en el nano y que no estaban mal. Entonces creo que comentó que los de Holanda estaban bien. Y no sé quien mencionó portugal xD. A lo que yo dije que Portugal me parecía un país falso y todos se ríeron. Patricia dijo algo como: -dijo ella mientras todos la miraban… y de ahí empezaron a hablar en plan literario-escritores (y a mí que en el insti me decían que hablaba de libro, ¡ja! No les conocían *-*). Y fue estupendo. Yo me expliqué diciendo que lo pensaba desde pequeña, que compartíamos la misma tierra pero eran diferentes países. Y María soltó que eso les tenía que molestar a ellos xD. Definitivamente, de mis mejores recuerdos ese día.
  3. Ya en la charla, nos pasaron el micro para que cada uno dijésemos por qué habíamos ido allí y por qué nos habíamos apuntado al NaNoWriMo. A la primera pregunta yo dije: Porque oí que aquí había oro. Uno de mis intentos de bromear, como no, pero me gustó la frase, y al día siguiente descubrí que no había sido la única en pensarlo. Además de otra de las preguntas sobre si nos censurábamos a la hora de escribir y explique que, en ciertos aspectos yo sí.
  4. https://twitter.com/BJCubit/status/535138896959795202
  5. https://twitter.com/BJCubit/status/535152436940660736
  6. Otra cosa es que la entrevista que le hizo @Martitara a Begoña fue estupenda y pude quedarme para verla ^-^

Una de las mejores sensaciones con las que me quedé fue la de no querer que ese día no terminara. Había un ambiente tan estupendo que ni siquiera me di cuenta de que faltaba el tiempo y definitivamente hubiera deseado alargarlo indefinidamente, a pesar de ser imposible.

Al irnos me fui con Marta porque yo no me iba hasta las 00:30h (aunque al final fue más tarde, pero esa es otra historia llena de indignación para otro momento) y hablamos un poco, se acordaba de mí de la BLC, porque le pregunté por una cover suya utilizando como referencia sólo un gesto que hacía en el video, porque no recordaba nada más, y ella, entre todas las que ha hecho, la localizó (Foster the people – Pumped up kicks).

Si todos los zaragozanos son como los que conocí, tres hip hip hurra por Zaragoza que con sus gentes me ha enamorado.

En cuanto a lo de escribir, estos son los números de esta semana:

  • Día 17: 21000 palabras
  • Día 18: 22000 palabras
  • Día 19: 22.265 (entiéndase, estaba en la Pep Talk y Begoña me distraía -qué va, yo la distraía a ella ^-^”-)
  • Día 20: 24000
  • Día 21: 25700
  • Día 22: 29000
  • Día 23: 30300

Ays. si todo lo que he escrito en esta entrada contara como palabras escritas…

 

¡Hasta la próxima descabezados! Quizá algún día suba las fotos =D

Publicado en Lo que escribo, Mis proyectos, NaNoWriMo, Retos

NaNoWriMo 2014 1ª semana

¡Hola Descabezados!

Hoy llego con mucha energía (o la que me queda) para traeros el NaNoWriMo al blog.

1º ¿Qué es?

  • National
  • Novel
  • Writing
  • Month

En este mes de noviembre los escritores de todo el mundo se inscriben en NaNoWriMo para compartir una misma pasión en común, la escritura. El objetivo es escribir 50.000 palabras en un mes, lo que vienen a ser más o menos 175 palabras, escribiendo como 1.666 palabras al día, una cosa así.

Primero que todo, ¿cómo conocí el NaNoWrimoMo? A través de @Martitara, una booktuber y bloguera que además canta (no se sabe si conoce el tiempo libre) y que no sólo lo tuiteo, sino que hizo un video hablando del NaNoWriMo.

Aquí os dejo su video y el de otra booktuber, Patricia (sí, su nombre se parece al mío… ejem), también conocida como @LittleRedRead:

El primer día no conseguía decidirme a cómo llevar lo del NaNoWriMo, tuve la tonta idea de querer poner lo que había escrito cada día desde el principio del proyecto que actualmente estoy escribiendo. Algo muy descabellado, ya que eso me obligaba a quedarme sólo con 6 días restantes en los que escribir para llenar el mes. ¿Absurdo, ¿verdad? Así que perdí el primer día pensando cómo lo haría, el segundo poniendo el nº de palabras que había en el prólogo (221) y llegué al tercer día con 289 palabras, no estoy muy segura de si pertenecen al principio del 1er capítulo o de dónde venían. El caso es que, ya bastante frustrada, el tercer día me había decidido a continuar con la historia y empezar el mi WriMo desde donde lo dejé en el 6º capítulo, así que lo ordené y preparé (vamos, que como escribo en libreta tuve que actualizar el archivo en el portátil) y el 4º día por fin me puse a escribir en serio. De ahí la subida vertiginosa, hasta 3.252 palabras, tenía muy claro que no podía perder más tiempo, sino que debía recuperar el perdido.

Así pues, mi recuento de esta semana es…

  • Día 1: Caos
  • Día 2: Caos
  • Día 3: Caos
  • Día 4: / 3.253 palabras
  • Día 5: / 4.665 palabras, 1.412 escritas
  • Día 6: / 7.335 palabras, 2.670 escritas
  • Día 7: / 10.003 palabras, 2.668 escritas
  • Día 8: / 12.283 palabras, 2.280 escritas
  • Día 9: / 14.000 palabras, 1.717 escritas

Estos primeros días han sido bastante intensos, la verdad, porque como digo no sólo tenía la presión de llegar a mi objetivo (hubo algún día -al margen de los tres primeros que no fueron na’- que por poco no conseguí llegar al nº de palabras) sino de recuperar ese margen de palabras perdidas en días.

Lo positivo de esta semana:

Me ha gustado mucho decidirme y apuntarme al NaNoWriMo 2014, porque me anima a escribir, me obliga a llevar un ritmo constante todos los días, y no me da ese tiempo de vacilación que podía llegar a ser indefinido en algunas ocasiones. Es motivador, y eso me gusta.

Lo negativo de esta semana:

Lo negativo tiene algo de lo positivo, a decir verdad. El hecho de no tener tiempo para dudar de mis decisiones y escribir tiene sus pros y sus contras. Este libro #ProyectoAmorDistinto es algo que en un principio me había gustado mucho, porque lo escribía teniéndolo muy planeado, sabía dónde quería llegar y los primeros cinco capítulos fueron relativamente fáciles y fluidos, porque no sólo me conducían a donde quería, sino que eran unos que ya tenía muy claros y me hacían especial ilusión. El llevar un ritmo frenético me quita un poco eso. El tiempo para planear y organizar. Me dedico a escribir todo lo que puedo a lo largo del día, y eso implica muchas improvisaciones que no quería en este libro. Estuvo bien improvisar en el anterior, pero este era distinto, y temo que se pierda ese toque que se percibe al principio.

 

En conclusión esta semana ha sido muy intensa y también satisfactoria, una de las cosas que más me ha hecho gracia ha sido que escribía hasta el límite de tiempo, las 00:ooh y que a partir de ahí veía una película antes de dormir, como mi premio por haber cumplido ese día. Y es que claro, no puedo ver películas por el día, tengo que mantener el ritmo, pues las veía cuando ya había concluido mi “jornada” y antes de comenzar la siguiente ^-^

 

Me presento, soy la Escritora Sin Cabeza y no es mera coincidencia dicho apodo.`

Nos veremos cada fin de semana de noviembre en mi recuento del NaNoWriMo descabezados ;-D

Escritora Sin Cabeza

Publicado en #ProyectoHilado, Escritora, Lo que escribo, Mis libros, Mis proyectos

#ProyectoHilado acabado

Por una vez el título de una de mis entradas no lo dice todo.

Para los que no lo sepáis, #ProyectoHilado es como denominaba hasta ahora al libro que he estado escribiendo (sí, hasta el día de antes de terminar de escribirlo no tenía un título para el libro).

¡Pero vayamos a lo importante!

¡He acabado de escribir mi primer libro!

Es algo increíble, porque tengo no sé cuántos empezados e inacabados y hasta el momento me había resultado imposible centrarme en ellos. Vamos, que lo que mejor me definía a mí como escritora hasta el momento era abeja, porque iba de flor en flor. Pero por fin he conseguido centrarme en un sólo libro y, ¡vualá! Ya tengo listo el borrador. Tengo claro que esto sólo es la primera parte de todo lo que me espera, releer, corregir, empezar a enviarlo a editoriales… Pero estoy satisfecha porque, ¡qué puñetas! He conseguido acabar un libro.

Y la verdad es que probablemente no hubiera sido posible sin la ayuda de una de mis mejores amigas, Triana. Ella ha sido la que ha estado leyendo el libro capítulo a capítulo el libro, pacientemente, sin refunfuñar, sólo odiando a todos los personajes y a la escritora en particular =). Ella ha sido la que me animaba e insistía en que le pasara un capítulo nuevo cada semana.

Al principio no hubiera acabado el libro por estas fechas de no ser por ella. Pero ahora gracias a ella ya he cogido un hábito, una rutina que sé seré capaz de continuar sin más ayuda. ¿Pero qué queréis que os diga? Tengo mucha suerte de contar con una lectora tan maravillosa como ella. (Lo siento, en el supermercado se han acabado y ella era la última. Menos mal que me la quedé)

Bueno… Pues por ahora creo que ya está. Os he informado de que he acabado un libro, ya he dicho que es el PRIMER libro que acabo, he dejado claro que Triana me ha ayudado mucho… ¡Oh! Casi se me olvida. Probablemente de todo lo mejor fueran sus especulaciones, porque la primera que hizo acertó de lleno aunque yo no se lo dije, y era en algo importante, desde luego, pero a partir de ahí la pobre no daba ni una. Y yo encantada de la vida #CrueldadDeEscritores, sabía lo que pasaría y ella no, claro, así que era muy gracioso escuchar sus teorías, hasta que me reí demasiado y ella empezó a poner cara inexpresiva, ¡mecachis! Llego un punto en que yo hacía tantos disparates que ella decidió que se dejaría sorprender, una lástima… Pero ha sido maravilloso, de verdad. Por una vez alguien me ha acompañado realmente en esta aventura y me ha apoyado. Ahora entiendo que los escritores no tienen porque estar siempre solos, sólo necesitan a las personas adecuadas. Me ha encantado poder hablar de un libro mío con alguien mientras lo escribía, ¡y Triana es muy paciente! (Menos mal)

 

¡Hasta pronto Hilados! ;-D ❤

Publicado en #ProyectoHilado, Escribo, Libros, Lo que escribo, Mis libros

Últimos capítulos, capítulos cruciales #ProyectoHilado

Bueno, pues como dice el título de esta entrada, ¡estoy escribiendo los últimos capítulos de mi libro! Estoy muy nerviosa y entusiasmada, porque van a pasar -y de hecho están pasando- cosas muy importantes y quiero enfocarlo de la manera apropiada =). Estoy, definitiamente, muy contenta con el #ProyectoHilado.

Y como estoy tan contenta, voy a comentar algunas cosas que normalmente no diría, intentando no spoilear, por supuesto.

 

Algunas cosillas del libro:
  • Es de fantasía, combinada con la mitología.
  • La protagonista se llama Naria.
  • La madre de la mejor amiga de Elena iba a llamarse Vyolet, porque yo quería que se pronunciara Vayolet, como en el Bar coyote, pero al darme cuenta de que no era así lo cambié por Piper, uno de los personajes de Embrujadas, pese a que tampoco me convence.
  • Uno de los personajes iba a llamarse Roy, pero lo cambié por Oliver porque en su momento me sonaba mejor, pero mientras continuaba el libro me venía más a la mente Roy que Oliver. Manías mías.
  • La primera lectora del #ProyectoHilado es Triana, mi amiga, y me encanta verla especular sobre lo que pasará porque por norma general no acierta. Ahora se reserva sus opiniones para chincharme. Casi nunca mis interrogatorios tienen éxito, eso me pasa por burlarme… con cariño, claro.
  • El destino de los personajes, al final del libro, ya estaba decidido prácticamente desde que empecé el libro.
  • Pese a tener claras muchas cosas, han pasado otras que no me esperaba en absoluto y que han sido de vital importancia. Sólo me he dejado llevar por las decisiones de mis personajes.
  • El epílogo lo escribí cuando empecé el libro y no había escrito mucho.

 

Y como se suele decir, ¡eso es todo, amigos!

Hasta pronto descabezados